Homeopatía para dejar de fumar

¡Comparte en redes sociales!Tweet about this on TwitterShare on Facebook127Share on LinkedIn0Share on Google+0
El tabaquismo es un grave problema de salud que compromete directamente nuestro bienestar, además, la compleja dinámica de las adicciones, hace que este hábito requiera de un enfoque multidisciplinario y amplio. La homeopatía puede ser un factor determinante en el éxito del proceso de deshabituación tabáquica.




homeopatía para dejar de fumar

Las consecuencias del consumo de tabaco

En las terapias holísticas  o integrales, como la homeopatía, cualquier enfermedad o trastorno debe tratarse como una unidad que no sólo compromete ciertos aspectos de la persona, sino que le afecta por completo de modo físico y emocional.

Otro aspecto característico de las terapias naturales y holísticas es que la persona debe ser partícipe de su propio proceso curativo, ya que el terapeuta o la terapia es simplemente un agente facilitador, porque los mecanismo que permiten la curación (o en este caso la deshabituación) forman parte de nuestro propio organismo.

El primer paso para adquirir un papel participativo en el proceso de deshabituación tabáquica es tomar conciencia de nuestra adicción y de lo que ésta supone para nuestra salud.

Primeramente debes adquirir una motivación para dejar de fumar (ninguna terapia funciona sin la suficiente motivación) y conocer las consecuencias que el consumo de tabaco supone para tu salud te ayudará a sentirte más motivado:

El tabaco daña la piel

  • El tabaco es el primer factor de riesgo de cáncer.
  • El tabaco aumenta el riesgo de sufrir cáncer de pulmón, vías urinarias, boca, nariz, faringe, laringe, esófago, estómago, páncreas, hígado, cuello uterino y médula ósea.
  • También predispone a sufrir enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio, hipertensión arterial, accidente vascular, impotencia y trombosis.
  • Aumenta el riesgo de rinitis y conjuntivitis alérgica.
  • Puede provocar enfermedades respiratorias como asma y bronquitis crónica.
  • Ralentiza los procesos de cicatrización.
  • Degrada las fibras elásticas de la piel adelantando la aparición de arrugas y le da un aspecto grisáceo y apagado.

Teniendo en cuenta las graves consecuencias para la salud que se derivan del tabaquismo, podemos afirmar que no es posible disfrutar de un pleno estado de salud y bienestar si se es fumador.

Precisamente disfrutar de una salud plena y equilibrada debe ser el principal motivo que nos empuje a iniciar un proceso de deshabituación tabáquica.

Homeopatía para dejar de fumar

Tal y como hemos recalcado anteriormente no es posible dejar de fumar sin una férrea voluntad y determinación, no obstante, esto no es suficiente para muchos fumadores, ya que el tabaco es una droga altamente adictiva y la dureza del síndrome de abstinencia es la responsable de numerosas recaídas.

Por este motivo es importante tratarse, mejor de manera completamente natural, ya que los sustitutivos de nicotina no permiten una completa desintoxicación del organismo, ya que los niveles de nicotina se mantienen estables con el objetivo de disminuir el síndrome de abstinencia

En homeopatía, en cambio, existen productos que siendo efectivos, también son completamente inocuos y libres de reacciones adversas o efectos secundarios.

Homeopatía para dejar de fumar

Se trata de presentaciones específicamente combinadas para la deshabituación del fumador, concretamente estamos hablando del complejo NICOTHOME, (N para el fumador de tabaco negro y R para el fumador de tabaco rubio).

Este producto está compuesto por los siguientes remedios homeópaticos, cuya cepa varía ligeramente dependiendo del tipo de tabaco que se fume (rubio o negro) :

  • Nicotiana Tabacum 30 CH glóbulos
  • Nicotiana Tabacum 5 CH gránulos
  • Nicotiana Tabacum 7 CH gránulos
  • Nicotiana Tabacum 9 CH gránulos
  • Nicotiana Tabacum 15 CH gránulos
  • Nicotiana Tabacum 30 CH gránulos

En un principio nos puede llamar la atención el nombre del remedio, ya que es la planta del tabaco en latín, no obstante debemos recordar una de las bases de la homeopatía “lo similar se cura con lo similar”. Esto quiere decir que aquellas sustancias que causan un trastorno, empleadas del modo correcto (en forma de remedio homeopático), son capaces de corregirlo.

En contra de lo que pueda parecer, este producto homeopático NO contiene nicotina ni tabaco, ya que es una sustancia diluida tantas veces que no aporta ningún tipo de tóxico, no obstante ayuda a equilibrar nuestro organismo y a superar con mayor facilidad el periodo de abstinencia.

¿Cómo debe tomarse la homeopatía para dejar de fumar?

Existe más de un producto homeopático formulado especialmente para la deshabituación tabáquica. En el caso de nicothome, se debe tomar del siguiente modo:

  • El primer día, en ayunas, tomar los glóbulos de Nicotiana Tabacum 30 CH.
  • A partir de ese momento, cada vez que se sientan ganas de fumar se deben tomar dos gránulos de Nicotiana Tabacum 5 CH, cuando este tubo se acabe debe pasarse al de la dilución 7 CH y así consecutivamente, en orden ascendente, hasta finalizar el tratamiento con la dilución 30 CH.

Remedio homeopático

Debe tenerse en cuenta que los gránulos de homeopatía deben ser tomados fuera de comidas y bebidas para poder realizar adecuadamente su efecto.

Se debe intentar que cada tubo de cada dilución (5, 7, 9, 15 y 30 CH), dure como mínimo dos días, finalizando así el tratamiento en 10 días aproximadamente.

Remedios homeopáticos para dejar de fumar

El complejo nicothome “R” (tabaco rubio) o “N” (tabaco negro) es una muy buena opción como tratamiento complementario para dejar el tabaco, no obstante, en la mayoría de los casos, este producto debe complementarse con otro remedio homeopático elegido en función de las características individuales de cada persona.

Recordemos que en homeopatía, cualquier tratamiento debe ser individualizado, es decir, no hay un único tratamiento para un único trastorno, ya que cada persona vive la dependencia al tabaco de una manera única y completamente personal, y lo adecuado es dar una respuesta a esto también, por lo que no basta con un producto específico, es necesario emplear un remedio complementario que sea únicamente para esa persona.

Gránulos de homeopatía

El remedio complementario dependerá por tanto de cada persona, no obstante, es importante tener en cuenta las siguientes opciones:

  • Nux Vomica: Nux Vomica es un gran remedio para tratar las adicciones, sobre todo si además estamos ante unos hábitos de alimentación inadecuados y excesivos, un consumo importante de café, insomnio y malestar físico y emocional al levantarse.
  • Lachesis: Lachesis es otro remedio que se puede emplear con gran éxito en el tratamiento de las adicciones. En este caso la adicción se acompaña de otros trastornos causados por celos y manipulación.

Durante el transcurso del síndrome de abstinencia es normal que aparezcan periodos de depresión, aunque siempre transitorios, para sobrellevar mejor esta situación se pueden utilizar también remedios como Ignatia o Natrum Muriaticum.

Dejar de fumar: un proceso complejo pero posible

Para elegir el mejor tratamiento homeopático es imprescindible contar con un homeópata que supervise todo el proceso y ajuste el tratamiento si así fuera necesario.

Durante el proceso de deshabituación tabáquica sentirás en muchos momentos unas intensas ganas de fumar pero que en apenas unos minutos desaparecerán, por lo que vale la pena contar con numerosos recursos y superar estos difíciles momentos.

Cortar con el tabaco

Conocer los beneficios que te reporta dejar de fumar y mantenerte desintoxicado te será de gran ayuda:

  • 20 minutos después de fumar el último cigarrillo la tensión arterial y la frecuencia cardíaca empiezan a normalizarse
  • 8 horas después el monóxido de carbono en sangre se reduce a la mitad y el oxígeno se aproxima a valores normales
  • Tras 24 horas sin fumar ya ha disminuido el riesgo de infarto de miocardio y los pulmones empiezan a drenar a la mucosidad acumulada
  • 48 horas después del último cigarrillo la nicotina desaparece del organismo y se recupera la plena capacidad del olfato y el gusto.
  • Tras tres días sin fumar aumenta la capacidad pulmonar y se reduce la tos del fumador.
  • Después de 15 días sin fumar la circulación sanguínea mejora y la dependencia física a la nicotina desaparece.
  • Tras dos meses sin fumar la presión arterial recupera sus valores normales y mejora la circulación periférica de manos y pies.
  • Tras seis meses sin fumar aumenta la capacidad del sistema inmune y se consolida la conducta no fumadora.

Los beneficios que se obtienen al dejar de fumar te permitirán disfrutar plenamente de tu salud, si bien se trata de un proceso muy complejo, es posible y muy necesario.

La homeopatía para dejar de fumar puede resultar de gran ayuda, pero recuerda que es necesario poseer una firme voluntad y determinación así como adaptar la alimentación y los hábitos de vida con la finalidad de facilitar en el mayor grado posible la etapa de deshabituación tabáquica.

Consejos higiénico-dietéticos para dejar de fumar

En el ámbito de la salud, cuando hablamos de higiene, nos referimos a aquellas prácticas que están destinadas a potenciar la salud de forma natural, en vez de centrarse en eliminar el trastorno.

Antes de dejar de fumar, es importante que tengas en cuenta estas consideraciones:

  • Para dejar de fumar el requisito más importante es tener un pleno convencimiento de que verdaderamente se desea dejar de fumar, se debe dejar de fumar por uno mismo, no por personas ni factores externos.
  • Siempre que sea posible es importante determinar con la suficiente anterioridad un día para dejar de fumar, ya que esto ayuda a que la persona se prepare mentalmente para la deshabituación tabáquica.
  • Muchas fuentes recomiendan comunicar a amigos y familiares que se ha decidido dejar de fumar, no obstante, esto únicamente debe hacerse cuando te asegures que vas a obtener el suficiente apoyo por parte de tu entorno.
  • Para dejar de fumar es necesario tener el máximo equilibrio posible sobre las emociones, si estás en un momento de gran estrés, no te sientes a gusto contigo mismo, o simplemente no eres capaz de gestionar tus emociones, quizás debes aplazar tu decisión de dejar de fumar hasta que te encuentres mejor.

Una ves hayas supervisado contigo mismo estos aspectos, es necesario que al dejar de fumar introduzcas cambios en tu alimentación y en tu estilo de vida, tal y como te habíamos mencionado anteriormente.

Consejos para dejar de fumar

Veamos entonces cuáles son los principales consejos higiénico-dietéticos para dejar de fumar de la forma más sencilla posible:

  • El organismo requiere de una gran energía para desintoxicarse, por lo que es de gran importancia que descanses lo suficiente, como mínimo, 8 horas durante la noche, y si puedes realizar algún pequeño descanso durante el día, mejor.
  • Es imprescindible que realices ejercicio físico de forma diaria, esto ayudará a desintoxicarte con mayor rapidez, aliviará el estrés y el síndrome de abstinencia, y además, el ejercicio físico es una excelente herramienta para ver cómo tu salud mejora tras dejar el tabaco. Si no estabas habituado anteriormente a realizar ejercicio físico no te preocupes, con caminar cada día 30 minutos a paso ligero es suficiente.
  • El tabaco no debe ser sustituido por la comida, ya que no es necesario, pero si sientes la necesidad de llevarte algo a la boca de forma continua, es muy recomendable que tengas preparadas verduras frescas cortadas y listas para consumir.
  • La fruta debe estar presente en tu alimentación de forma abundante, ya que te ayudará a que tu cuerpo se libere más rápidamente de la nicotina.
  • Come en poca cantidad pero de forma frecuente, recuerda que si haces una gran comida, después puedes sentir también una gran ansiedad por fumar.

Si quieres cortar con el tabaco definitivamente, gracias a estos consejos en combinación con homeopatía para dejar de fumar, ahora puedes hacerlo.

¡Comparte en redes sociales!Tweet about this on TwitterShare on Facebook127Share on LinkedIn0Share on Google+0