Homeopatía para veterinaria

¡Comparte en redes sociales!Tweet about this on TwitterShare on Facebook48Share on LinkedIn0Share on Google+0

Actualmente conocemos y empleamos múltiples terapias naturales, siendo la homeopatía una de las que más auge ha alcanzado en los últimos tiempos.




Es difícil encontrar a alguien que no haya oído hablar de esta terapia, reconocida por su eficacia y su inocuidad, entre otros importantes motivos.

A pesar de esto aún nos puede seguir sorprendiendo que las terapias naturales, incluida la homeopatía, se hagan cada vez más presentes en el ámbito de la salud animal, aunque como veremos en este artículo, no es de extrañar que así sea.

Animales Los animales también necesitan terapias naturales

¿Dónde reside la necesidad de tratarnos con terapias naturales que actúen de manera respetuosa y armónica con nuestro organismo?

La necesidad reside en que el ser humano debe contemplarse como una unidad, ya que la mente y el cuerpo, así como todas las partes que conforman nuestra anatomía y fisiología no pueden entenderse de manera separada, ya que siempre están trabajando en sincronía.

También sabemos que la mayoría de los fármacos no ofrecen una verdadera solución a nuestros problemas, no actúan sobre la causa del trastorno, sino que simplemente actúan aliviando los síntomas, eso sí, no de manera gratuita, ya que los fármacos son metabolizados por nuestro hígado, alteran el normal funcionamiento de nuestro organismo y además comportan numerosos efectos adversos.

Acupuntura para perros

Pues bien, actualmente las terapias naturales se están empezando a emplear con mucho éxito en animales por los mismos motivos, todos los que tenemos animales en casa sabemos que ellos también son seres sensibles y que merecen una atención que tenga en cuenta todos los factores que participan en ese trastorno, que el animal manifiesta de una forma única.

Tampoco podemos olvidar que cuando empleamos fármacos químicos en nuestros animales estamos ocasionando los mismos trastornos que en nosotros, es decir, estamos introduciendo una sustancia que es tóxica para su organismo, que necesita ser metabolizada y que puede anular las fuerzas curativas de su organismo.

Aunque sí es cierto que finalmente debemos destacar que en algunas ocasiones de vital urgencia (sólo en éstas) es necesario iniciar un tratamiento farmacológico, es decir, cuando la vida del animal corre peligro y es necesario estabilizar inmediatamente esa situación.

¿Cómo funciona la homeopatía para animales?

A pesar de que podamos creer que el ámbito de aplicación de la homeopatía se reduce únicamente a animales domésticos, esta terapia natural puede ser aplicada a cualquier tipo de animal, por ejemplo, a vacas y caballos.

La homeopatía funciona en los animales del mismo modo que lo hace en los seres humanos, estimulando los propios recursos curativos del organismo, en vez de anularlos.

Como hemos mencionado anteriormente, los animales también son seres sensibles, cuya enfermedad es la manifestación de un trastorno que es tanto físico como de comportamiento, y este es el requisito imprescindible que hace que la homeopatía surta efecto también en ellos.

Homeopatía y animales

Recordemos que en homeopatía empleamos un remedio altamente diluido, que dado en su forma natural al animal, produciría el estado que presenta en la actualidad, esto es lo que se conoce como ley de la similitud.

Obviamente, también es importante recordar que aplicar el remedio diluido de este modo hace de la homeopatía una terapia completamente inocua y por tanto muy segura, que no posee contraindicaciones ni efectos secundarios.

¿Quién debe recomendar un tratamiento de homeopatía veterinaria?

La homeopatía ha alcanzado tal auge que es recomendada por muchas personas que no han realizado una formación específica en este ámbito, incluso ha llegado a las esferas del auto-cuidado, algo que si bien comporta aspectos positivos,tiene inconvenientes.

Para recomendar homeopatía a personas se necesita ser homeópata, independientemente de tener una formación previa en medicina o no,  pero es imprescindible haberse formado en terapias naturales y específicamente en homeopatía.

Homeopatía

Cuando hablamos de animales el contexto es más complejo y sí se requiere de manera indiscutible la licenciatura en veterinaria, no obstante, para poder recomendar un tratamiento homeopático, resulta igualmente imprescindible que el veterinario se haya formado de manera específica y completa en homeopatía.

Si quieres que tus animales disfruten de un buen tratamiento homeopático, es aconsejable que elijas aquellas clínicas veterinarias que se caracterizan por incluir en sus prácticas las terapias naturales y holísticas.

¿Cómo se aplica la homeopatía para animales?

No existe una especial dificultad en poder administrar la homeopatía en animales, debido a que sus remedios pueden encontrarse en distintas formas farmacéuticas:

  • Gránulos: Se trata de pequeños gránulos de lactosa y sacarosa impregnados del remedio homeopático.
  • Glóbulos: La composición es la misma que en los gránulos, pero el diámetro es mucho menor, y se suelen emplear cuando únicamente es necesaria una sola toma.
  • Gotas: Es la forma líquida del remedio homeopático, los excipientes pueden variar según el laboratorio fabricante.

Homeopatía gato

Una de las formas más cómodas para aplicar la homeopatía en animales son las gotas, no obstantes los glóbulos y gránulos, además de darse directamente, también pueden diluirse en agua y administrarse con una jeringa.

En todo caso debe ser el veterinario homeópata el que indica cuál es la mejor forma farmacéutica para aplicar el tratamiento.

Homeopatía para perros y gatos

Al igual que sucede con las personas, el tratamiento homeopático debe ser completamente individualizado, existiendo un único remedio adecuado para cada animal.

No obstante, a continuación te mostramos cuáles son aquellos remedios que se pueden emplear en perros y gatos de manera común para tratar trastornos que no revisten gravedad.

Perro y gato

  • Árnica Montana: Árnica Montana es el remedio que debemos emplear como primera opción de tratamiento ante cualquier traumatismo, inflamación del tejido muscular o cansancio post-ejercicio. Mejora la micro circulación sanguínea y disminuye la inflamación y el dolor.
  • Caléndula: Caléndula, aunque se toma vía oral, es un excelente antiséptico, desinfectante y cicatrizante externo. Debemos emplearlo ante heridas, ante problemas de piel y también cuando aparecen costras que pueden estar infectadas, aunque en este último caso, se deberá complementar con Graphites.
  • Nux Vomica: Es el remedio a emplear ante síntomas digestivos que sean fruto de una intoxicación alimentaria por haber comido algo en mal estado o incluso por haber comido demasiado. También puede haber un componente de agresividad. En gatos resulta muy útil para cuando han ingerido una bola de pelo.
  • Arsenicum Album: Se emplea en casos de ansiedad, cuando la ansiedad se manifiesta de forma nocturna, el animal puede mostrarse ansioso durante la noche y manifestarlo con caminatas nocturnas, deambula.
  • Belladona y Calcarea Carbonica: Ambos remedios se emplean cuando el animal se encuentra en estado de ansiedad y manifiesta este estado queriendo morder.
  • Natrum Muriaticum: Natrum Muriaticum es un remedio que se emplea de forma muy extensa en conductas de comportamiento que nos muestran un estado depresivo. Es especialmente útil cuando el animal atraviesa un momento de duelo, como puede ser la muerte de alguien en la familia humana, o bien de un animal con el que compartía el hogar.

La dilución del remedio así como la duración del tratamiento y la posología dependen de cada caso en concreto, sí podemos afirmar que las diluciones homeopáticas bajas se emplean para tratar problemas agudos y las diluciones homeopáticas altas se emplean para tratar problemas crónicos o del comportamiento.

¿Qué esperar del tratamiento homeopático en animales?

Si el tratamiento homeopático elegido es el adecuado, y la repertorización (el método de estudio mediante el cuál se establece un determinado remedio para el animal) se ha llevado a cabo del modo correcto, el pronóstico suele ser bueno, no obstante, la mejoría puede ser más o menos notoria y aparecer más pronto o más tarde, según otros factores.

Vaca

Veamos entonces qué factores pueden condicionar el resultado de la homeopatía veterinaria:

  • El estado agudo o crónico de la enfermedad
  • La gravedad de la enfermedad
  • La historia clínica y patológica del animal
  • El tipo de tratamiento farmacológico que haya seguido
  • El cumplimiento terapéutico del tratamiento homeopático
  • La necesidad de mantener de forma complementaria tratamientos farmacológicos
  • La edad del animal

Al iniciar el tratamiento homeopático, el veterinario también determinará si es importante seguir alguna pauta específica en cuanto a la alimentación o  actividad física, en el caso de ser así, es muy importante que estos aspectos sean revisados y modelados por el bien del animal, ya que de lo contrario no se podría optimizar el resultado de los remedios homeopáticos empleados.

Podemos concluir que la homeopatía veterinaria es uno de las mejores terapias naturales para poder cuidar de forma saludable y armónica a nuestros animales.

¡Comparte en redes sociales!Tweet about this on TwitterShare on Facebook48Share on LinkedIn0Share on Google+0